Buscar este blog

martes, 29 de noviembre de 2011

Regalan el Bambú de la suerte o Lucky bambú en la Oficina Publica Saludable

Regalan el Bambú de la suerte o Lucky bambú para dar suerte, por ejemplo, cuando se inicia un negocio, se compra una casa nueva, etc., de ahí su nombre.




Luz

Va bien con luz intensa pero tamizada.

Humedad

El Bambú de la suerte no es exigente en humedad.

Riego

Estas plantas se deben colocar en un recipiente tipo jarrón con suficiente agua como para cubrir las raíces. Cambia el agua en verano una vez a la semana por agua limpia, y en invierno, con menos frecuencia.

Abono

Añade un poquito de fertilizante líquido al agua una vez al mes (unas gotas).

Plagas y enfermedades

Cochinillas y manchas en las hojas por hongos son los problemas más frecuentes del Bambú de la suerte. Las primeras se eliminan a mano con alcohol y los hongos con fungicida.


INFORMACIÓN ADICIONAL:
- Es muy sencillo hacer crecer un brote de bambú, todo lo que se necesita es un tallo de esta especie, un poco de agua y un recipiente.
- Para hacer que el Lucky bambú se desarrolle ha de comenzar poniendo pequeñas piedras decorativas en un florero, después añada un poco de agua, teniendo en cuenta que si esta es destilada será mejor para el crecimiento del bambú.
- Finalmente, introduzca algunos tallos de bambú dejando que las piedras ejerzan como agarradera.
- El bambú ha de ser regado, aproximadamente, una vez a la semana, de tal forma que como mínimo queden cubiertos por el agua 2,5 cm del tallo, en caso contrario este comenzará a ponerse amarillo.
- Crece tanto a la sombra como a la luz y con temperaturas que van de los 15 a los 32ºC, lo que hace que esta sea una planta perfecta para el hogar.

- Las plantas larguiruchas se pueden rejuvenecer, mediante la poda en primavera.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

La oficina zen: cómoda, inspiradora y saludable (II)

Revisa tu ordenador Uno de los factores que más influye en nuestra salud laboral son las horas que pasamos frente al ordenador. Si no puedes reducirlas, toma las siguientes medidas:



¿ La pantalla debe ser mate y no dar reflejos; no utilices filtros.
¿ Limpia con frecuencia el monitor para evitar manchas o distorsiones.
¿ Pon una fuente de luz que no se refleje en el ordenador.
¿ Separa tus ojos de la pantalla unos 60 cm y procura mirarla a la misma altura o ligeramente por debajo.
¿ Al usar el Mouse, apoya siempre el antebrazo en la mesa.
¿ Utiliza un asiento ergonómico y usa reposapiés si pasas muchas horas sentada.
¿ Siéntate con la espalda recta y los hombros hacia atrás. Evita cruzar las piernas.

Orden y color en tu mesa


 
Una vez que hayas eliminado de tu escritorio todo lo que sobra, guarda lo que quede en cajas, botes, bandejas (las de estilo japonés te darán un toque zen) o archivadores.
Rodéate de cosas que te gusten y vayan con tu estilo personal. Utiliza una agenda, un calendario y algún cuaderno de diseño y colócalo todo de forma armoniosa.
Nuestro consejo es que le des un toque de color: rojo si necesitas energía, verde si quieres estar tranquila, azul si necesitas inspiración... Es decir, que utilices la colorterapia para potenciar un estado de ánimo positivo. Coloca algún detalle especial: una foto, una flor (natural, de papel o de madera), una caja exótica para los clips... Ten a mano una pelotita o muñeco de goma para apretar si te sientas tensa. Cuando por fin apagues el ordenador, no te olvides de dejar todo en su sitio para encontrártelo perfecto al día siguiente.

 Aire y luz

El estado del aire y la luz son fundamentales para sentirte bien en el trabajo. Lo ideal es trabajar con luz natural. Pero si no es posible, elige una iluminación difusa, no concentrada. Respecto al aire, debes asegurarte una buena ventilación. Si tienes ventanas, ábrelas al menos una vez al día para descargar el ambiente o cuando te sientas tensa. Procura tener cerca de ti un recipiente con agua o plantas para mantener húmedo el ambiente.

Fuente: http://www.terra.com

martes, 8 de noviembre de 2011

La oficina zen: cómoda, inspiradora y saludable

Montañas de papeles, poca luz, falta de ventilación y muchas, muchas horas de trabajo. Stop. Convierte tu lugar de trabajo en un espacio minimalista, relajante, lleno de energía positiva y con un toque de glamour. 

 



¿Has oído hablar del síndrome del edificio enfermo? Se trata de oficinas donde las condiciones de trabajo son poco sanas para el trabajador, lo que se traduce en estrés, ansiedad y hasta depresión; en problemas dermatológicos, respiratorios y de estómago; en dolores de espalda y musculares, kilos de más y, por supuesto, un menor rendimiento laboral.
Si sufres alguno de estos síntomas o, simplemente, te agobia tu lugar de trabajo, ponte hoy mismo manos a la obra. Te proponemos un plan para mejorar tu vida simplemente redecorando tu oficina y siguiendo algunos de los consejos que te damos para que el trabajo no te haga descuidar tu salud.


1. Fuera trastos
La filosofía oriental Feng Shui (el arte de reorganizar el entorno para mejorar la calidad de vida) dice que hay que eliminar todo lo que sobra, ya que la acumulación de cosas da sensación de caos. Así que lo primero que te proponemos es que hagas limpieza en tu lugar de trabajo. Que no te dé pena, tira todo lo que no utilices, y lo que te sirva, clasifícalo en archivadores o guárdalo en cajas bonitas de cartón o metálicas.
La limpieza pasa también por el disco duro de tu ordenador: borra todo lo que no utilices y pon un fondo de pantalla sugerente. Deshazte también de bolígrafos y rotuladores que no pinten, agendas viejas y todo lo que llevas almacenando en tus cajones desde hace meses. Para terminar, y de nuevo siguiendo al Feng Shui, asegúrate de que en tu despacho existe equilibrio entre el ying (formas curvas, pequeñas, frías, cerradas y húmedas) y el yang (formas angulares y grandes, luz, calor, objetos lisos). Y armonía entre los materiales: el metal contrarresta el exceso de madera, la madera contrarresta la tierra, el fuego el metal y la tierra el agua.

Fuente:http://www.terra.com/mujer/articulo/html/hof50170.htm

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Consejos para cuidar la salud en la oficina

Consejos para cuidar la salud en la oficina

El trabajo sedentario en una oficina, a merced del teléfono y el ordenador, se ha convertido hoy en día en causa de numerosos problemas de salud. Así, por ejemplo, el dolor de espalda es la segunda causa más común de absentismo laboral prolongado por enfermedad en países como el Reino Unido.

En este sentido, algunos estudios ponen de relieve que los empleados sanos son hasta un 20% más productivos que sus compañeros menos sanos. Es por ello que Plantronics ha confeccionado una lista con los mejores consejos para garantizar el mejor entorno y rendimiento laboral. Son los siguientes:
  • Haga pausas. La comisión británica para la salud y la seguridad, Health and Safety Executive, recomienda que las pausas breves y frecuentes (de 5 a 10 minutos cada 50-60 minutos de trabajo continuado) son más satisfactorias que las más prolongadas y menos frecuentes. Hasta las breves interrupciones que posibilita el hacer las llamadas con un auricular inalámbrico pueden brindarle una posibilidad de levantarse de su asiento y estirar las piernas sin perder el contacto.

  • Salga al aire libre. Vaya a dar un paseo, expóngase a la luz del sol y haga todo lo posible por salir a almorzar al menos un par de veces a la semana, por muy ocupado que esté. Ya verá como efectivamente está más despejado, consigue relajarse y, en última instancia, ser más productivo.
  • Adelántese a los demás. Como última tarea antes de marcharse a casa, asegúrese de planificar la jornada siguiente para prever cómo se desarrollará el día y, de ese modo, reducir al mínimo la ansiedad y descansar sin preocupaciones.
  • Evite que el correo electrónico le domine. Organice los mensajes que reciba por categorías: urgentes, importantes pero no urgentes, y no importantes ni urgentes. No tema y actúe con determinación.
  • Recuerde lo que le decían en su niñez y siéntese correctamente, o al menos cerciórese de que su puesto de trabajo esté perfectamente ajustado. Con unos auriculares mejorará su postura, porque ya no tendrá que sostener el teléfono con el hombro.
  • No actúe como un avestruz. Afronte los problemas de cara, e intente limitar el uso del correo electrónico. Haga las llamadas complicadas en primer lugar, y llame o consulte sus dudas en persona siempre que pueda. Así, reducirá la cantidad de mensajes que le lleguen al buzón y mejorará, además, sus relaciones laborales.
  • ¡Y sonría! Haga todo lo posible por sobreponerse a situaciones que le provoquen estrés; respire profundamente y ponga las cosas en perspectiva. Cuando hable por teléfono, la voz transportará su sonrisa y sonará más afable. En general, se suele reaccionar de manera más positiva ante quien parece más cordial y accesible, lo cual le vendrá bien en ese momento y en lo sucesivo.

    http://www.laflecha.net/canales/blackhats/noticias/consejos-para-cuidar-la-salud-en-la-oficina

Levantarse de la silla cada 30 minutos alarga la vida en la Oficina Publica Saludable

Levantarse de la silla cada 30 minutos alarga la vida Sentarse menos y moverse más: es lo que recomiendan los expertos y las autoridades s...